Triste será este día para la detective Ai Shirusaki porque será subida a un cuadrilátero para pelear. Ella tendrá que enfrentarse contra dos hombres mucho más fuertes y grandes que ella, quienes con patadas y puñetes le irán quitando la ropa para dejarla desnuda y tener sexo a vista y paciencia de los cientos de espectadores reunidos ahí. Le harán hasta doble penetración y, lo peor de todo será que sus amigos mirarán impotentes amarrados a una silla sin poder defenderla.


Comentar el video

Tu correo no va a ser publicado. Campos obligatorios *

*